La Choza

El invierno pasado tenía poco nieve.  Pero un fin de semana de enero, había una nevada muy grande. Mis amigos, Avi y Gavin, aprovechemos que la tormenta de nieve, y despertemos temprano y fuimos al Bolton Valley para esquiar. El día estuvo maravilloso. La nieve estaba profundado y ligero, como polvo. Avi, un amigo notable y esquiador excepcional, sabía la montaña muy bien, y nos guió sobre el día. Fuimos a todos los lugares secretos casi a través los bosques a lugares donde nadie había ido.

 

Luego del día, fuimos al parte de montaña lejos del centro de la montaña. Tenemos que caminar mucho, el más del día. Gavin y yo pensemos que encontramos todos los secretos de la montaña, pero Avi tenía más para nos. Una media hora y una trepada luego, en el centro del bosque, llegamos al lugar para esquiar. En silencio, descansamos Gavin y yo, y Avi continuó a ver para otros lugares a esquiar. De repente, oímos a Avi, gritó: “¡Hombres! ¡Encontró una cueva!” Gavin y yo corremos a Avi, pero había estado algo diferente. Era una choza.

 

Entonces, lo entramos. Era más de una choza simplemente. Lo tenía dos plataformas para dormir, las mantas de supervivencia, la madera, un estufa de madera, la linterna, las revistas, y más. Era la estructure muy durable, todavía estaba suportado después una tormenta de nieve. Hablamos nunca sobre la choza. Es nuestro secreto. Desde eso tiempo, volvemos una vez durante el verano. Está bien, todavía el mismo como lo estaba.

 

Comments are closed.